La categoría del Tuning por excelencia son los vehículos todoterreno, para los que la personalización de las prestaciones del motor tiene una importancia fundamental, no solo en relación con la máxima potencia suministrada.
Son varios los aspectos a tener en cuenta en relación con el funcionamiento de los motores, que se construyen y luego se calibran sobre la base de compromisos técnicos, tolerancias y elecciones estratégicas y comerciales.
Los instrumentos de remapeado de la línea Race permiten un aumento de potencia y de par reales, especialmente en los motores sobrealimentados (ya sean turbo-diésel o turbo-gasolina) mediante la gestión de la inyección, avance, presión del turbo, tiempo de overboost y otros parámetros.
En los turbodiésel, el aumento de la curva de par (a igualdad de prestaciones y número de vueltas) se traduce en un notable ahorro de combustible (un 10% de media).

Loading